Velocidad, durabilidad y ampliaciones con Steel Frame

Las estructuras en perfiles de acero galvanizado poseen una duración mínima de hasta 300 años. El acero es resistente, adaptable, duradero y no se deteriora ni envejece tan rápido como otros materiales de construcción, lo que reduce los costos del ciclo de vida de estas estructuras. 

Además, este material conformado en frío está protegido contra la corrosión por una capa de zinc o recubrimiento metálico similar, de manera que desde los perfiles utilizados para armar la estructura, hasta las placas y materiales que se emplean como terminación, todos los componentes del sistema son altamente durables y se mantienen intactos por décadas.

Por otra parte, el acero se comporta de forma predecible cuando se somete a cargas y movimientos estructurales impuestos por los fuertes vientos y eventos sísmicos. Esto se debe a que el acero es un material inherentemente estable, fabricado con propiedades químicas y mecánicas constantes: una vez que se ha formado un perno de acero, permanecerá recto sin prácticamente ningún cambio en el grosor, el ancho u otras dimensiones, así como la resistencia y la rigidez. Del mismo modo, los sujetadores utilizados para unir elementos de armazón de acero, conservan su resistencia y fiabilidad a lo largo del tiempo.

En cuanto a la velocidad de construcción, debido a las propiedades del sistema, puede ser empleado en cualquier lugar con menores tiempos de ejecución y limpieza. La previsibilidad y precisión de los componentes de acero aceleran el proceso y permiten que las operaciones de seguimiento se inicien antes.

Los ciclos de construcción más cortos conducen a ahorros en los preliminares del sitio, un retorno de la inversión más temprano y menores cargos por intereses. Los ahorros relacionados con el tiempo pueden representar entre el 3% y el 5% del valor total del proyecto.

Las instalaciones se distribuyen por el interior de la estructura a través de las perforaciones previstas en la perfilería. Este mecanismo disminuye en un 70% los tiempos de instalación y facilita futuras reparaciones o modificaciones.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, es momento de dirigirnos a las ampliaciones. El sistema Steelframe es sin duda, el más elegido a la hora de decidir esta solución. Por el escaso peso de los materiales y la rapidez de ejecución, lo convierten en una gran variante para realizar estas acciones caseras y profesionales. Y lo más importante: permite continuar habitando la vivienda durante el proceso. 

Además, un montaje puede realizarse tanto en una construcción en seco, como sobre fundaciones tradicionales, con la ventaja de que las cargas por peso propio introducidas por la construcción son menores que en el caso de sistemas constructivos pesados (hormigón, mampostería, etc.).

Sí estás buscando construir tu proyecto o realizar algún tipo de ampliación, no dudes en contactarnos. Desde Steelplex, ofrecemos soluciones habitacionales rápidas y eficientes utilizando el sistema Steel Frame. Con una fábrica activa, maquinaria de última tecnología y profesionales capacitados, desarrollando cada pieza para adaptarla a todo tipo de obra. 

Conocé los detalles sobre proyectos terminados en www.steelplex.com.ar 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *