Steel frame: un aliado a la hora de mantener templado tu hogar

La combinación de perfiles de acero galvanizado con paneles térmicos consolida un sistema constructivo resistente, durable y que ofrece una mayor eficiencia energética.

El steel frame es un sistema eficiente en la aislación térmica y acústica del hogar. 

El sistema Steel Frame ha revolucionado el sector de la construcción debido a sus múltiples ventajas. Es que esta tecnología y los elementos que la componen trabajan en conjunto para garantizar eficiencia energética y acústica, transformándose en una opción ideal para la elaboración de viviendas, locales comerciales y edificaciones de hasta tres pisos.

Es decir, este método es un gran aliado para mantener templado el hogar durante todo el año, evitando que las altas y bajas temperaturas penetren fácilmente en el interior. ¡Aquí te contamos el por qué!

Capa por capa

El sistema está conformado por una estructura de acero galvanizado (material que da nombre a la tecnología) y una serie de paneles. Si bien el metal es la principal materia prima de este método constructivo, ya que compone su estructura, son las capas las que generan las condiciones de cada ambiente. ¡Veamos una por una!:

  • Aislante termoacústico: se encuentra en el interior del muro y recubriendo las instalaciones. Se trata de celulosa proyectada, un material de origen vegetal y reciclado, que logra un gran rendimiento. Ofrece resistencia al moho y al fuego; evita el anidamiento de roedores o insectos; y su forma de colocación por proyectado permite distribuirlo muy bien en todas las cavidades, sellando todas las juntas o huecos donde se puedan generar corrientes de aire, formando un manto continuo que no se deteriora con el paso del tiempo.
La aislación térmica permite ahorrar energía.
  • Placas de yeso: recubren la capa interna mencionada anteriormente. Tienen buena resistencia al fuego y un acabado liso, por lo que pueden ser revestidas con distintos materiales, como por ejemplo cerámicos en el caso de los baños o cocinas.
  • Placas OSB: se colocan en el exterior para rigidizar la estructura. Se envuelven en una membrana de viento y agua, que las protegen de las inclemencias del tiempo.
  • Placas EPS de alta densidad: componen el sistema EIFS, que ofrece un mejor confort en los ambientes. Las piezas tienen 3 centímetros de espesor y conforman una gran barrera térmica, cortando el paso de temperatura entre el interior y el exterior.
  • Base Coat: se colocan tres capas de este material y una malla de fibra de vidrio, para darle resistencia mecánica a la estructura.
  • Revestimiento: puede ser un revoque tradicional o texturado, cerámico, piedras naturales, etc.
Si el steel frame se combina con aberturas eficientes, se reduce el intercambio de temperatura con el exterior.

Confort dentro del hogar

La combinación de los perfiles de acero galvanizado con los paneles térmicos consolida un sistema constructivo resistente, durable y que ofrece una mayor eficiencia energética.

Al existir un menor intercambio de temperatura entre el interior y el exterior, si se combina con aberturas que colaboren a ese objetivo, es posible mantener el hogar templado durante todo el año.

Esto se traduce en un ahorro del consumo de energía, ya que no se requieren de grandes aparatos para mantener los ambientes climatizados de forma artificial.

Scroll al inicio