¿Por qué construir con acero?

El acero es un material ideal que ayuda a satisfacer -de una manera sostenible- la creciente demanda de vivienda y las necesidades de la sociedad.

Este material es asequible y su uso está en continuo crecimiento en la Argentina.

Sus propiedades intrínsecas, como su resistencia, versatilidad y durabilidad hacen de el un método de construcción competitivo.

La liviandad del acero hace que el Steel Frame, como método constructivo, se convierta en la elección primordial frente a suelos excesivamente blandos, conformados por arcillas altamente compresibles y sectores con frecuencia sísmica. Ello debido a que se recomienda utilizar estructuras de menor peso propio para transmitir menos carga al suelo y así obtener cimentaciones menos generosas y consecuentemente más económicas.

Las estructuras de acero galvanizado permiten ampliar, restaurar o remodeler edificaciones antiguas e integrarlas a un entorno moderno. Este material se adapta fácilmente a la estructura existente, respetando al mismo tiempo su arquitectura original.

Otra de sus caracteristicas más detacadas es la gran rapidez en la construcción. Esta rapidez en el montaje de una estructura de acero compensa considerablemente el costo que se invierte en su fabricación con relación a otro tipo de construcción.

Cuando hablamos de sustentabilidad, debe destacarse que las estructuras de acero permiten construir edificaciones innovadoras con base en diseños arquitectónicos y estructurales eficientes que mejoran la calidad de vida de los usuarios. Se logran edificaciones sustentables, amigables y respetuosas del medio ambiente y no puede soslayarse que las mismas importan un más eficiente y menos extenso trabajo de los operarios durante el proceso constructivo.

El acero es el material más reciclado en el mundo. Cualquier cosa hecha de acero puede reciclarse y convertirse en nuevos productos.

El acero dura por generaciones. Su hogar de hoy seguirá siendo fuerte dentro de cien años. No hay dudas que el hogar de las personas que hoy deciden alcanzar el sueño de la casa propia hecha de este noble material podrá ser el futuro hogar de sus bisnietos o tataranietos.

Ma. del Rosario García Defilippi, Arquitecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *