Los desafíos de la arquitectura en la actualidad

La revolución en la construcción fue el tema trascendental durante la primera jornada del ciclo de charlas Steelprox, organizada por Steelplex. De la mano de Rogelio Moroni, director general de Grupo Edisur, se abrió el espacio de reflexión sobre las nuevas necesidades en construcción.

Ricardo Moroni, director general de Grupo Edisur, destaca que las construcciones deben responder a las nuevas necesidades de diferentes tipos de familia. / Foto: Steelplex / Grupo Edisur

El concepto de familia y los cambios suscitados por la pandemia son dos de los ejes desde los que partió Ricardo Moroni, director general de Grupo Edisur, para explicar por qué la arquitectura actual debe adaptarse al nuevo contexto. De esta manera inició Steelprox, un ciclo que busca generar un espacio de encuentro para consolidar y continuar expandiendo la comunidad de actores involucrados en el sector de la construcción en seco.

Nuevos espacios, contacto con la naturaleza y conectividad, son algunas de  las comodidades que buscan las personas para vivir, en especial desde el cambio de hábitos que generó la pandemia de Covid. Por esta razón, según Moroni, la arquitectura debe buscar opciones para satisfacer estas necesidades.

Evolución del concepto de familia y la arquitectura

“Hay que formatear el disco rígido y sacar todos los prejuicios”, sentenció Moroni al referirse a las construcciones para diferentes estilos de vida y diversidad de terrenos. Al respecto, mencionó que, por ejemplo, hoy las casas con 600 metros cuadrados resultan enormes para las personas grandes, que transitan el denominado síndrome del nido vacío.

Además, los estilos de familia han cambiado y actualmente van desde parejas con muchos hijos a aquellos que deciden no tenerlos, por lo que la arquitectura se encuentra frente a un nuevo desafío: pensar en construcciones más pequeñas, trasladables y de rápida edificación.

Naturaleza, confort y nueva centralidad

Otro de los factores que toma protagonismo en esta época es la necesidad del contacto con la naturaleza. En este sentido, Moroni expresó que “construir es pensar en el vivir de la gente”. Al respecto, mencionó que las personas hoy, tras las consecuencias de la pandemia, priorizan los afectos y el aire libre.

Los espacios amplios y rodeados de verde permiten el encuentro, el esparcimiento y el entretenimiento con familiares y amigos en un contexto seguro y desde la comodidad del hogar. 

“Hoy se priorizan cuestiones como la familia y los deseos personales más que el trabajo, y eso tiene un impacto inmenso en el tipo de necesidades que debemos satisfacer. Además, la pandemia cambió todo en relación a cómo utilizamos los espacios de la vivienda”, reflexionó Moroni.

El entorno verde y el menor impacto en el medio ambiente son dos factores a tener en cuenta en la arquitectura actual debe tener en cuenta. / Foto: Steelplex / Grupo Edisur

El especialista también invitó a los profesionales a preguntarse cómo satisfacer las nuevas necesidades. “Cómo relacionar nuestra actividad desde pensar cómo quiere vivir la gente, cómo entienden lo que sucede. Se trata de un gran cambio: El mundo ya no va desde la casa de los tres chanchitos”, enfatizó.

La construcción en seco permite que la edificación se realice en poco tiempo, con un bajo impacto en el medio ambiente y en cualquier terreno. Éstos, sin dudas, son aspectos valorados a la hora de construir.

Los colegios profesionales y el Estado tienen un papel importante en los cambios que necesita aplicar la arquitectura. 

Conectividad: la comodidad más apreciada. 

Por último, Moroni destacó el internet como un aspecto fundamental a la hora de elegir un lugar para vivir. Esta situación, que ya venía vislumbrándose, se agudizó luego de las restricciones y de la incorporación de clases virtuales y el home office, ahora ya instalados en el día a día de cada familia. 

Dado que hoy las personas pasan sus días cada vez más conectadas ya sea por trabajo, estudio e incluso para entretenerse, la posibilidad de la llegada de la tecnología 5G, el streaming, el e-commerce y la fluidez de la conectividad son factores muy importantes.

La conectividad es la nueva comodidad valorada a la hora de elegir un lugar para vivir. / Foto: Pexels/ Grupo Edisur

Asimismo, el impacto de la comunicación trae implicancias también en la construcción y la valoración del espacio personal. Conectarse para estudiar, trabajar y entretenerse requiere de un espacio propio o de ambientes flexibles que puedan adaptarse a diferentes funcionalidades. 

Moroni sostiene que, entonces, los ejes que deben atravesar las decisiones en cuanto a construcción y arquitectura, desde el valor del espacio, de cómo quieren vivir las personas y la comunicación, siempre desde la perspectiva de las nuevas necesidades emergentes en la pandemia.

Encontrá más conclusiones del primer encuentro de “Steelplex, la revolución de la construcción” en: https://steelplex.com.ar/novedades